fbpx
Menú Cerrar

MOMENTO DE EMPRENDER

INDICADORES DE GESTIÓN EN TIEMPO DE CRISIS

"Una estrategia sin medición, es como un buque sin tripulación.”

Ing. Gerardo Guerra Rincón, Esp.

Marzo 2020 fue escenario de un evento sin precedente para el sistema empresarial de los últimos tiempos, la presencia de un virus, el COVID-19 genero impactos con efectos incalculables hasta el momento, como consecuencia del decreto casi mundial de una Cuarentena que obligó a el sector productivo mundial a suspender o minimizar sus operaciones con los consecuentes impactos a nivel económico, social, financiero y hasta el colapso del sistema sanitario del sector salud.

La realidad es que, a la fecha, muchos se han dedicado a opinar y escribir sobre los impactos que este suceso ocasionará en la economía, en los sistemas de salud y en las empresa, sin embargo, pocos se han abocado a realizar estudios destinado a revisar los impactos en el sector productivo, y sus consecuencias a corto, mediano y largo plazo, en especial en sistemas tan delicados como lo referente al impacto de esta condición sobre los planes de Negocios de las empresas y sus planes estratégicos, adicional al efecto en los ajustes que deberán ser realizados en los sistemas laborales y cultura organizacional empresarial.

Estos estudios nos llevaron a considerar, los nuevos retos que deberá enfrentar tanto la alta gerencia, al tener que enrumbar su gestión a nuevos modelos de negocios que exigen el romper nuevos paradigmas, como los equipos directivos de Talento Humano que verán su clima laboral duramente afectado y vinculado a modelos laborales, para los que poco personal y en efecto, pocas empresas están preparadas, como es el Teletrabajo.

Ante estas circunstancias, un modelo de negocio tradicional será ineficiente o inefectivo, por cuanto las variables del entorno son cambiantes y agresivas, en el caso del sistema empresarial, sus estrategias de venta deberán adecuarse a condiciones de mercado se ven adversas, pero como digo en ocasiones en equipos de diseño de sistemas de implantación de los planes estratégicos, “Si la música cambia, debemos escuchar la melodía, y lograr acompasarla, para que el sistema funcione en armonía”  debemos interpretar que pide el mercado, como abordarlo, como pensamos actuará la competencia, y finalmente desarrollar una estrategia que nos permita colocar nuestra promesa de valor y posicionarla en el mercado.

Por otro lado, las condiciones de trabajo para nuestro capital humano, serán adversas, y la realidad, solo aquellos que “aprendan a bailar al nuevo compás musical”, es decir, evolucionen a los nuevos modelos laborales de trabajo, se capacitan en sistemas colaborativos y se eduquen para administrar el tiempo en forma efectiva , sobrevivirán a la crisis, pues los tiempos por venir serán limitados a espacios de tecnología, donde el manejo de técnicas asociadas a administración de tiempo y control de gestión, serán las responsables de garantizar la productividad.

A todo esto, podemos decir, que la situación que está planteada, no se avizora con una solución a corto plazo, lo que nos lleva a realizarnos las preguntas

¿Qué hacer para retomar el empuje empresarial?

¿Está mi plan de negocio adecuado a las actuales condiciones de mercado?

¿cuenta mi personal con la formación y condiciones para abordar estas condiciones?

Estudios realizados para medir los impactos al sector productivo y laboral, realizados por algunas empresas, entre las que nos incluimos, han demostrado que 7 de cada 10 encuestados sobre el hecho de si estaba preparado para manejar esta crisis, respondió no estarlo, y ante la pregunta de si el plan estratégico de su empresa estaba adecuado para abordar esta crisis, 8 de cada uno de los encuestados reflejó que no contaban con estrategias ni finanzas para abordar una condición con la que se estaba presentando, pero además, 7 de cada 10 encuestados acepto responsablemente, que esta crisis los estaba llevando a implantar un sistema de Teletrabajo para el cual la empresa y sus personal no estaban preparadas, y los había obligo a adoptar medidas extremas , con la consecuente revisión del uso de recursos.

Según lo planteado, todo indicaba que las empresas debían adoptar estrategias de achicamiento operativa (comprimirse eficientemente sin afectar productividad), comprimir sus operaciones y revisar sus estrategias, con la consecuente revisión del plan de trabajo, no obstante, al momento de emitir este documento, se nos presentaba un estudio que manifestaba que 4 de cada 10 encuestados estaba considerando el cierre de su empresa y que 7 de cada 10 encuestados no estaba pensando en revisar su plan de negocio o no conocía la diferencia entre este y el plan estratégico, pero adicionalmente en lo que corresponde al aspecto laboral, 6 de cada 10 encuestado estaba trabajando en un plan de Reducción de personal y solo 2 de cada 10 estaba analizando la data para un proceso de Optimización del Capital Humano, y 3 de cada 10 encuestados, estaba trabajando en adecuar su modelo de trabajo al Teletrabajo, lo que muestra a grandes rasgos, que solo 4 de cada 10 encuestados se encuentra trabajando en acciones para evolucionar a nuevos modelos de negocios y adecuar los sistemas de trabajo, y eso nos lleva a la pregunta ¿Qué pasará con aquellas empresas que no evolucionen? Y la respuesta es imprecisas, pero estamos claros que su nivel de riesgo es muy superior al que ya está evolucionando para adecuarse al entorno y estar preparado para abordar con nuevas estrategias la situación actual.

Como ya hemos dicho en entregas anteriores, son muchas las oportunidades que pueden ser aprovechadas en estos momentos en materia de mejora continua, que pasan por revisar los Planes de Negocio de la empresa y ajustar el Plan Estratégico, que bajo el enfoque PE-360 consideran revisar y ajustar el Plan Estratégico de Mercadeo y Ventas, de Operaciones, de Talento humano y el Financiero, sin dejar atrás el establecer y negociar nuevas alianzas estratégicas, que le permitan abordar los nuevos escenarios, todo sustentado en un Plan de Mejora Continua, de preferencia sustentado en Ciclo de Deming o PHDA (Planear, Hacer, Verificar y Accionar).

De igual forma, considerar los efectos que esta cuarentena ha ocasionado en los colaboradores quienes se han visto en la obligación de adoptar un nuevo modelo de «el Tele-trabajo» o Home Office, para el cual no estaban preparados, ni en su aspecto psicológico ni en las operaciones, a lo que se debe agregar, condiciones que este estilo de trabajo exige, para las cueles no están acostumbrados y que sus efectos se comenzaran a ver al pasar los dias y los meses.

Todo lo antes expuesto nos lleva a considerar, que los sistemas de Indicadores diseñados para el control de la gestión y medición del cumplimento del Plan Estratégico, perdieron vigencia, pues están sustentados sobre escenarios operativos con cierta normalidad, pero no para un sistema tan agresivo y exigente, pero aplanado, porque no es un sector o un tipo de empresa las afectadas, son todos los sector y la gran mayoría de las empresas, las que están inmersas en un proceso de incertidumbre inédito que debe ser abordado con premura y seriedad, y por ende, que requiere de un nuevo sistema de indicadores adecuados a la actual realidad.

En este sentido, los indicadores deben ser revisado y diseñados de forma tal, que posicionados en la Cadena de Valor de Michael Porter y en el sistema de Mejoramiento continuo de Deming, sin perder de vista el Balanced Scorecard, contribuyan a apuntalar las estrategias en los cinco eslabones que maneja la metodología de Planificación 360 “PE-360” y en línea con ello, desarrollar estrategias e indicadores para enfrentar los tiempos por venir. En este sentido podemos decir:

En resumen: Las empresas hoy día se encuentran en una posición poco ventajosa si son revisadas desde los impactos que se visualizan, pero si se considera que son todos los sectores y prácticamente el 90% de las empresas las que se ven afectadas (El impacto no es el mismo para empresas de tecnología y Salud), la perspectiva debe ser vista con optimismo y puede cambiar, si se orientan los esfuerzo al desarrollo de un plan de negocio adecuado a los nuevos escenarios y replantear estrategias, sin cambiar el objetivo establecido en sus planes estratégicos.

Por otro lado, y no por ello menos importante, el efecto que esta cuarentena ejerce en el capital humano, aunado a una evolución acelerada y obligada que hoy deben realizar todas las empresas en materia tecnológica que contribuirá a reducir costos operativos, conducirá inevitablemente a una evolución integral del negocio, donde el capital humano deberá afrontar retos importantes para adecuarse a entornos más competitivos y de exigencias más digitales.

La democratización de los avances tecnológicos permite que hoy el tele-trabajo sea una práctica cada vez más aceptada y habitual.  Además, el contexto de crisis pone de manifiesto la necesidad urgente de avanzar en las estrategias donde la tecnología debe ser incluida en los procesos para así incorporar la misma en las dinámicas de trabajo.

En conclusión, será necesario desarrollar y evaluar nuevos modelos de negocios y ajustar las condiciones enmarcadas en impactos directos en la Cultura Organizacional de las empresas. Es aquí donde nace nuestra reflexión sobre el hecho de que «Debemos evolucionar y adecuarnos a entornos más competitivos, aprovechando las actuales oportunidades ante un vació de soluciones clásicas, «Somos nosotros quienes nos debemos adecuar a los escenarios, y no los escenarios a nosotros».

Ing. Gerardo Guerra Rincón.
Especialista en Costos y Planes de Negocio.

Para consultas
Celular +54 11 28499500
WhatsApp +58 414 6228869
email guerrag@iseconsultores.com

CONVERSATORIO

INDICADORES DE GESTIÓN EN TIEMPO DE CRISIS

El presente trabajo, fue objeto de un conversatorio, donde se ampliaron los conceptos y se respondieron preguntas a los participantes. Incorporamos algunos de los comentarios recibidos ese día.

«El conversatorio nos recordó sobre la importancia de los elementos estratégicos en el desarrollo de las empresas y de su revisión y rediseño para su permanencia y adaptación a los retos»

Ana Carolina Crespo Carruyo
Directora Ejecutiva
CAVEFAR – Venezuela

«Muy preciso en cuanto a la realidad del momento en el que estamos atravesando con el Covid-19»

Carlos Cocconcelli
Gerente General 
Hermaco, C.A. – Venezuela

«El éxito depende de la gerencia colaborativa, levantar los indicadores de desempeño en equipo, permitiendo medir de forma adecuada el equipo en teletrabajo»

Margelis Urribarri Hernández
Profesional Independiente
Argentina

«Expectativa superada… Gran oportunidad de acercamiento, capacitación, actualización y networking!»

Juan Carlos Sánchez Arias
Gerente Corporativo de Seguridad Integral
Grupo Marmoca – Venezuela

Comentarios o preguntas al autor

ing. Gerardo Guerra, Esp .

Es Ingeniero Civil (egresado en 1984 de la Universidad Rafael Urdaneta – Venezuela) con especialidad en Gerencia de empresas y Planificación Estratégica (Universidad del Zulia – Venezuela). Profesor a nivel de pregrado y postgrado en Universidades Nacionales e Internacionales. Conferencista y Asesor Integral. Ex-Director Ejecutivo de Fedecámaras Zulia y CEO de ISE Consultores LLC

Sigue al autor en sus redes

Por favor, introduce tu correo electrónico, así podemos contactar contigo.
Si tienes un comentario o quieres hacer una pregunta, por favor escríbela aquí
WhatsApp chat